La irrupción de los llamados gobiernos progresistas ha suscitado diversas discusiones respecto a la participación institucional en la esfera estatal de coaliciones de partidos que representan intereses de